¡Adiós, Montserrat Caballé!

Montserrat Caballé, una de las mejores cantantes de la historia de la ópera, falleció el sábado 6 a los 85 años en el Hospital Sant Pau en Barcelona. Un obituario para la legendaria soprano. (La versión alemana de este artículo sigue aquí.)

El largo y difícil nacimiento de una diva

La noche del 20 abril de 1965, una joven española desconocida y gordita tuvo que sustituir in extremis a la mezzo Marilyn Horne en el Carnegie Hall de Nueva York. Decepcionados por el cambio muchos habían desvuelto las entradas. Pero los restantes espectadores que escucharon la ópera de Donizetti “Lucrezia Borgia” tras ese “riesgo” pudieron asistir al nacimiento del mito de una de las mas grandes sopranos del siglo XX.

Montserrat Caballé – la última diva a la altura de mitos como Maria Callas o Elisabeth Schwarzkopf, nació el 12 de abril de 1933 en el seno de una familia de clase trabajadora. Pero le tomo 32 años y esa feliz coincidencia (del tipo “serendipia“) para recibir reconocimiento de su voz extraordinaria, rica, pura y potente.

Un tumor como “pequeño amigo”

La cantante fue hija de la buena suerte varias veces en su vida. En 1985 Montserrat Caballé sufrió un tumor cerebral que fue tratado con radioterapia en Suiza. Los médicos le dieron un máximo de tres años de vida, aseguro la diva en el seminario DIE ZEIT en 2006. La sobreviviente le llamó a su tumor su “pequeño amigo”, un buen compañero al que haya que vigilar y de escuchar.

En 2012 la soprano sufrió un desvanecimiento provocado por un ictus durante una gira por Rusia. Al caer se rompió el húmero. Todos esos obstáculos no la impidieron de cumplir su missión. Falleció finalmente por un problema de vesícula.

Una vida cumplida y feliz con muchos obstáculos

Caballé nunca olvidó su infancia en plena guerra civil. Las penurias que pasó en esos tiempos duros forjaron en ella una personalidad solidaria. Fue embajadora de Buena Voluntad de las Naciones Unidas. Contribuyó a proyectos de escolarización en Malí y Palestina y ayudó a un orfanato de niños seropositivos en Etiopía.

En 2015 la cantante aceptó la pena de seis meses de cárcel por un fraude de medio millón de euros pagando 240.000 euros de multa para no cumplir la condena. Caballé admitió que, en 2010, figuró como residente en el paraíso fiscal Andorra a pesar que vivía en Barcelona cuando no estaba de gira por el mundo.

Con la muerte de Montserrat Caballé perdemos una grande personalidad, una soprano extraordinaria que nunca dejó de ser humana. Su voz y sus pensamientos permanecerán siempre con nosotros:

“Cuando abres una partitura, la coges con respeto, porque es algo que no conoces. La lees, la estudias, y piensas: ¿podré servir bien a este compositor, que ha hecho maravillas con esta melodía? Si no eres consciente de eso, te conviertes en un falso divo.”

“La que cantó con Freddie Mercury”

A muchos se la recuerda como “la que cantó con Freddie Mercury”. Recordamos el ‘Barcelona’ que cantaron juntos en 1986. En 1992 esta misma canción fue el himno de los Juegos Olímpicos. El cantante del grupo Queen ya había muerto a los 45 años de una bronconeumonía por el sida un año antes, en 1991.

“Freddie Mercury tenía una admiración… que él sintió de ver que yo podía hacer ciertas cosas que a lo mejor a él le hubiera gustado poder hacer. Tenía una gran voz, era una voz de barítono. Y cuando yo le dije que grabáramos un dúo de barítono y soprano en su casa de Londres, me dijo: ¡No, porque si la gente me viera cantar de verdad…! Esa palabra se me quedó: “De verdad. Me dijo que no, que le parecería que sería traicionar a su público y a su gente. Era un gran compositor. Tocaba el piano excelentemente.”

Afortunadamente, Montserrat Caballé logró persuadir a Freddie Mercury para que nos “traicionara”. Ahora ambos se han ido. Pero su legado durará.

Moltes gracies, Montserrat Caballé! Descansi en pau cantant per i amb tots els nostres estimats en el paradis.

Veröffentlicht von

Dr. Karin Schumacher bloggt als Trota von Berlin seit 2010 bei den SciLogs. Nach dem Studium der Humanmedizin in Deutschland und Spanien promovierte sie neurowissenschaftlich und forschte immunologisch in einigen bekannten Forschungsinstituten, bevor sie in Europas größter Universitätsfrauenklinik eine Facharztausbildung in Frauenheilkunde und Geburtshilfe abschloss. Hierbei wuchs das Interesse an neuen Wegen in der Medizin zu Prävention und Heilung von Krankheiten durch eine gesunde Lebensweise dank mehr Achtsamkeit für sich und seine Umwelt, Respekt und Selbstverantwortung. Die Kosmopolitin ist leidenschaftliche Bergsportlerin und Violinistin und wenn sie nicht gerade fotografiert, schreibt oder liest, dann lernt sie eine neue Sprache. Auf Twitter ist sie übrigens als @med_and_more unterwegs.

Schreibe einen Kommentar