“La Mélodie” – música y más para todos

La película “La Mélodie” se estrena en varios países – hoy, el día 21 de diciembre – en los cines de Alemania. Vale la pena ver con toda la familia. ¿Por qué? (La versión alemana del artículo sigue aquí.)

La Mélodie cuenta la historia de un violinista desempleado que encuentra un empleo de “perdedor” dando clases musicales en una escuela en las afueras de París. Un proyecto que puede fallar fácilmente. Normalmente. ¿Pero qué es “lo normal” en nuestro mundo?

Algo no es chulo hasta que se vuelve chulo

Démos se llama un proyecto de la Filarmónica de París prestando oportunidades de aprender tocar música juntos a los niños socialmente desfavorecidos. Al final los jóvenes músicos celebran su suceso con un concierto en el nuevo salón de actos. ¡Qué oportunidad de crecimiento y de autoafirmación!

¿Pero cómo motivar a los desesperanzados, a esos hijos de alcohólicos, toxicómanos, desempleados, trabajadores clandestinos, inmigrantes ilegales?

Los gángsters son los héroes en esos desiertos de betón llenos de excrementos de perros y de desesperanza. Esos niños vienen de una cultura donde el grafiti, el rap y el hip hop son protagonistas y últimas formas de expresión creativa. Allí no hay nada más fuera de moda y del mundo que la música clásica. ¡Qué feo!

El director argelino-francés Rachid Hami que pasaba su infancia en aquellos cuartos de perdedores. Nací en Algéria y pasó su infancia juntos con su madre en las afueras de París. Su lema es “puedes ser pobre, pero no tienes que ser infeliz”.

Cuenta la historia de una tarea casi insuperable. Hasta que viene el muchacho Arnold que cambia todo. Cuenta con actores naturales que fueron escogidos en las calles de los barrios menos bonitos de las afueras de París.

Pero no podemos negar la importancia de tener alguien en el entorno (de la familia, los amigos, los maestros) que cree en nosotros. Alguien que nos enseña ser capaces de lo mejor y no de lo peor.

Aprender el violín es difícil…

¿Habéis oído aprender alguna vez un principiante de violín? Puedo decir de mi propia experiencia que hay poco más duro y largo. Aún me queda agradecer a mis padres y a quienes que me han apoyado por todo el esfuerzo para permitirme estudias este instrumento.

¿Cuántas veces me dijeron de pequeña lo bueno que tocaba? ¿Cuántos años entendieron sin duda más el potencial que presentaba que la calidad de mi presentación…

Todos comentemos errores. La clave es escarmentar de esas experiencias. Tocar un instrumento es una de las mejores formas de aprender eso y de entrenar el cerebro. Además es un gran juego. Franquea límites de los diferentes lenguajes y mucho más.

Cuando la mélodie deviene bastante chula

El violinista Simon (Kad Merad) no nací para enseñar. Pero necesita dinero ya que tiene que pagar el alquilar, la comida y las cuerdas de su violín.

Los problemas que tiene con los alumnos en su clase problemática de perdedores parecen un obstáculo insuperable. Cuándo demanda: “¿Conocéis un compositor clásico?” recibe más risa burlona y otros signos de complejo de inferioridad y inseguridad que de buenas respuestas.

Más mal que bien empieza a relacionarse con su clase catastrófica hasta que un día pilla mirando por la ventana Arnold (Alfred Renély), completamente asombrado por la música. Este chico gordito y tímido toca el violín con mucho talento. Arnold deviene modelo y motivador para los otros.

Con su ayuda logran lo imposible: el entrenamiento juntos y repetido en los techos de los bloques de pisos – los sitios con más tranquilidad en la ciudad. Todo eso llévalos finalmente a la sala de conciertos.

La Mélodie debe ser una película hermosa e inspirante para toda la familia. Es un film que aborda la educación como instrumento para la rehabilitación personal. La música como remedio y medio de resonancia para estimular lo mágico que hay dentro de cada uno.

Vamos a trabajar en eso un poco más para que el mundo sea más plácido y hermoso.

Espero que podéis disfrutar de la música cantando y más en estos días de fiesta. ¡Felices días de Navidad a todos! Mis mejores deseos para un saludable y próspero año 2018.

Bonus (con posibilidad de probar por sí mismo): 😉🎄O Tannenbaum

Extra-Bonus (para los motivados): 2 CELLOS on 1 😍😜

 

Veröffentlicht von

Dr. Karin Schumacher bloggt als Trota von Berlin seit 2010 bei den SciLogs. Nach dem Studium der Humanmedizin in Deutschland und Spanien promovierte sie neurowissenschaftlich und forschte immunologisch in einigen bekannten Forschungsinstituten, bevor sie in Europas größter Universitätsfrauenklinik eine Facharztausbildung in Frauenheilkunde und Geburtshilfe abschloss.

Hierbei wuchs das Interesse an neuen Wegen in der Medizin zu Prävention und Heilung von Krankheiten durch eine gesunde Lebensweise dank mehr Achtsamkeit für sich und seine Umwelt, Respekt und Selbstverantwortung.

Die Kosmopolitin ist leidenschaftliche Bergsportlerin und Violinistin und wenn sie nicht gerade fotografiert, schreibt oder liest, dann lernt sie eine neue Sprache. Auf Twitter ist sie übrigens als @med_and_more unterwegs.

Schreibe einen Kommentar